La conquista de la permanencia

20 noviembre, 2018

Dijo que hay un pez en ese mismo río que las aguas no quieren y él, el pez, debe pasar la vida, toda la vida, como el mono, en vaivén dentro de ellas; pero de un modo más penoso, porque está vivo y tiene que luchar constantemente con el flujo líquido que quiere arrojarlo a tierra. Dijo Ventura Prieto que estos sufridos peces, tan apegados al elemento que los repele, quizá apegados a pesar de sí mismos, tienen que emplear  casi íntegramente sus energías en la conquista de la permanencia y aunque siempre están en peligro de ser arrojados del seno del río, tanto que nunca se les encuentra en la parte central del cauce, sino en los bordes, alcanzan larga vida, mayor que la normal entre los otros peces.

Antonio di Benedetto: Zama, 1956.

Anuncios

James Mcneill Whistler – The Bright Sea, Dieppe, ca.1883-85

12 enero, 2018

J.M. Whistler_Green and Silver - The Bright Sea, Dieppe_ 1883-85


Lugar marino

27 agosto, 2017

caminosdispersos


Fenomenología urbana (Tríptico)

30 diciembre, 2016

I: ACCESO AL FONDO

las-palmas_-caminosdispersos

II: ESBOZO APOCALÍPTICO

laspalmas_caminosdispersos

III: CASA

las-palmas__caminosdispersos


Playa (figuración / abstracción)

11 diciembre, 2016

playa-de-las-canteras_caminosdispersos

playa_las-canteras_caminosdispersos


Las ideas fijas

8 diciembre, 2016

vegueta_caminosdispersos

calle-de-vegueta_caminosdispersos


Morfina (Oda)

26 noviembre, 2016

las-canteras_caminosdispersos

Nos contó en la orilla del mar, mientras la tarde de agosto se desperezaba ante la sorda respiración del Atlántico, que durante su convalecencia en el hospital le habían dado morfina. Explicó que bajo los efectos de una dosis generosa no solo desaparecía el dolor, sino que las formas y los movimientos a su alrededor se volvían bellos y perfectos, que todo estaba en orden y todo tenía sentido y que, mirando hacia dentro, su propio ser le procuraba un placer intenso y su narrativa vital adquiría el brillo de aquellos episodios de la infancia y la juventud.

(Y el retorno a lo gris).

Me pregunté por qué clase de mezquindad funcional no podemos sentirnos así por defecto, por qué no podía yo en esa playa bajo ese sol con ese cuerpo en ese mismo instante aproximarme a ese estado, si en verdad todo estaba bien.

Esta reflexión playera marcó el final del verano. Abracé la vorágine de septiembre en pie de guerra contra la indiferencia, el entumecimiento, la erosión, el desgaste, la opacidad, el olvido, la bruma.