Départ ivre vers la mer (Marcha ebria hacia el mar)

7 noviembre, 2012

Un hermoso sintagma y una de las más brillantes imágenes del enamoramiento resolutivo y eufórico, contra todos los obstáculos, ajeno a cualquier idea de sostenibilidad, cuya única salida posible -en una lógica poética y suicida- es “la marcha ebria hacia el mar” de los amantes.

Más, le pidió él. Marchar, los dos, contestó ella, y apoyó la cabeza en el hombro de su pareja que lentamente giraba. ¿Marchar adónde?, preguntó él. Lejos, suspiró ella. ¿Adonde nací?, preguntó él. Adonde él nació, sonrió ella, a una placentera visión. Está bien, hizo muy bien naciendo. ¿Cuándo nos vamos los dos?, preguntó. Esta mañana, dijo él, un avión sólo para los dos, y esta tarde en Cefalonia, usted y yo. Lo miraba ella parpadeante, miraba el milagro. Esta tarde, ella y él ante el mar, cogidos de la mano. Tomó aire, notó el mar y su olor a vida. Una marcha ebria hacia el mar, sonrió, dando vueltas, apoyada la cabeza en el refugio amado.

Albert Cohen, Bella del Señor, 1968.


Les amants

29 octubre, 2012


Cathy & Heathcliff

26 junio, 2012


Anacreonte (500 a. C.): Falling in love again

31 marzo, 2012

Otra vez, huyendo de Eros,
me hundí junto a Pitomandros.

                  *****

Subo la cuesta, y otra vez
desde el cabo de Leucas me zambullo,
embriagado de amor, en la onda blanca.

                  *****

Otra vez Eros rubio
me echa el balón, llamándome
a jugar con la niña
de las sandalias;
pero ella, que es de Lesbos,
mi greña blanca desprecia
y, boquiabierta,
detrás de otra anda.


Eros instantáneo #3

15 enero, 2012

Estocolmo


Eros instantáneo #2

14 enero, 2012

Plaza del Palacio Pitti, Florencia


Eros instantáneo #1

13 enero, 2012

Florencia